La razón frente a la ignorancia: modernidad de Descartes

El valor histórico de Descartes como filósofo y matemático es indiscutible. Pero, además, debe añadirse que su influencia en la Revolución Científica a partir de propuestas sobre el método de investigación y sobre la actitud intelectual de filósofos y científicos aún aumenta más el valor de este pensador para nosotros.

A lo largo del Discurso del Método, así como de otras obras y cartas suyas, Descartes resalta la importacia de un conjunto de actitudes mentales que tienen por objeto que filósofos y científicos utilicen la razón como instrumento de análisis e investigación, frente a antiguas maneras de pensar repletas de juicios apresurados, supersticiones y maneras oscuras de razonar. Esta nueva concepción del conocimiento guiado por un método revela la modernidad del pensamiento de Descartes, que se detecta en los siguientes puntos:

Criticismo. Es el rechazo de la ignorancia entendida, no como desconocimiento, sino como incapacidad de razonar, de servirse metódicamente de la propia razón: así, los que apelan al principio de autoridad (aristotélicos y escolásticos), los escépticos radicales que niegan por negar, los que utilizan complicados métodos retóricos que sirven para hablar de lo que no se sabe (crítica al silogismo como forma de conocimiento), todos estos individuos y sistemas, tan vigentes en tiempos de Descartes, son el auténtico objetivo de su crítica.

Pensar por uno mismo. El rechazo del principio de autoridad, esto es, de las opiniones de los sabios del pasado por el sólo hecho de que las hubiera afirmado alguien afamado, fuera Platón, Aristóteles o Santo Tomás, conduce a la autonomía intelectual. Descartes no se cansa de repetir que el filósofo debe examinar por sí mismo todo el edificio del conocimiento. Aparece así como un antecesor de la máxima de Kant sapere aude: ten el valor de servirte de tu propia razón.

Compartir el conocimiento. “Nada vale quien a nadie sirve”, dice Descartes. La obligación de un científico, de un sabio, es hacer público lo que se sabe: comunicarlo a las siguientes generaciones, que continuarán su obra. El saber, pues, debe servir para la mejora de las condiciones de vida: con esta concepción social del saber, Descartes se anticipa a las ideas que definitivamente se formularán y afirmarán en la Ilustración del siglo XVIII.

Unificar las ciencias El objetivo de Descartes es proponer un modelo de razonamiento unificado. Recordemos que Descartes afirma que su método, dado que no se sujetaba a ninguna ciencia particular, podía aplicarse a todas en general, es decir, a resolver cualquier dificultad en cualquier campo. Esta es una propuesta de unificación del conocimiento bajo un método matemático: el procedimiento deductivo es la garantía de la coherencia de todo el sistema del conocimiento humano.

Mecanicismo: La esencia del mecanicismo cartesiano es la consideración de la realidad entera bajo un punto de vista científico: frente a cualidades ocultas, causas finales o fuerzas vitales medievales y aristotélicas, Descartes propone considerar sólo aquellas propiedades de los objetos que puedan ser medidas y cuantificadas: materia y movimiento se consideran suficientes para explicar todos los procesos del universo. Sólo es posible la ciencia de lo numérico.

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s